Eulalia Chávez, la guatemalteca que causan sensación en Los Ángeles con sus chuchitos

Noticias gastronómicas

Nuestros padrinos
Coca-Cola MAX Claro

Eulalia Chávez, la guatemalteca que causan sensación en Los Ángeles con sus chuchitos

Noticias gastronómicas | Por: Judith Pérez

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Foto 1. Teatro de Westlake. Foto 2. Una señora con mascarilla sostiene unos chuchitos. (Créditos: Conroy Commercial / L.A Times)

Beta Escucha la nota

De la mano de Eulalia Chávez cuelgan varias canastas, de las cuales se desprende un aroma peculiar. Con el apoyo de una asistente se colocan en una de las calles y casi de inmediato empiezan a llegar clientes. La sensación: Los chuchitos guatemaltecos que sorprenden en Los Ángeles.

La historia de esta guatemalteca fue destacada los Los Ángeles Times. Eulalia forma parte del grupo de personas que migraron en búsqueda de un sueño y que ahora triunfa gracias a su ingenio. ¡Qué chilero!

Los chuchitos guatemaltecos que causan sensación en Los Ángeles

Diariamente la guatemalteca sale a vender sus delicias guatemaltecas, es alta la demanda que a diario tienen ambas emprendedoras. Desde las 7 de la mañana se coloca en el vecindario de Westlake y en cuestión de no más de 5 horas, han vendido todos sus productos.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Mujer con mascarilla sirve un vaso de arroz con chocolate. (Créditos: L.A Times)

Doña Eulalia es originaria de San Francisco La Unión, Quetzaltenango. Desde los 8 años empezó a trabajar con su papá sembrando y cortando papas, trigo, habas, entre otros, para luego venderlos en los mercados y plazas del municipio.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Una pareja de esposos posa para la foto. (Créditos: L.A Times)

A sus 21 años migró hacia Estados Unidos donde trabajó en una fábrica de costura, tras tener a su primer hijo las cosas cambiaron y fue ahí donde decidió aprender a cocinar. Nunca se imaginó que su sazón causaría furor. En el año 2000, casi por accidente, fue donde empezó a vender.

La venta de platillos guatemaltecos conquista Los Ángeles

En su puesto hecho con dos mesas, un par de sillas y sombrillas, Eulalia vende tamales de arroz, de masa, paches y chuchitos, además de los tradicionales atoles de arroz con leche o chocolate, avena, atol de elote y algunas bebidas en botella.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Tamal guatemalteco en hoja de plátano. (Créditos: L.A Times)

Sus precios van desde los US$2 y en cuestión de horas sus productos se han terminado. Según han comentado en entrevistas a medios locales, por medio de su venta han logrado pagar los estudios de sus hijos y su ingrediente secreto es la empatía que tiene con sus clientes. ¡Un orgullo chapín!

Si estás en el extranjero y extrañas lo bello del país, tenemos un grupo de WhatsApp especial para ti, únete en este enlace de invitación.

Historia destacada