Ricardo Cojulún, el guatemalteco que después de perder su trabajo creó su propia empresa

Vida

Ricardo Cojulún, el guatemalteco que después de perder su trabajo creó su propia empresa

Vida | Por: Judith Pérez | Actualizado el:
Ricardo Cojulún, el guatemalteco que después de perderlo todo creó su propia empresa

Luego de perder su trabajo de 12 años creo su empresa. (Foto: Walmart de México y Centroamérica)

Ricardo perdió su empleo luego de 12 años, así fue como decidió crear su propia empresa que conforme los años ha crecido y ahora da varios empleos.

Ricardo Cojulún es un hombre guatemalteco originario de El Progreso, que después de perderlo todo decidió emprender y crear su propia empresa, de la que ahora es Gerente General y da empleo a cientos de personas. ¡Qué chilero!

La historia de este emprendedor guatemalteco comienza en 2001, cuando la empresa donde laboró por más de 12 años cerró operaciones y ahí, decidió crear el negocio de su vida luego de perderlo todo.

Ricardo Cojulún, el guatemalteco después de perderlo todo creó su propia empresa

En 2001 Ricardo se enfrentó a un reto enorme, ya que la empresa donde laboró por más de 10 años cerró operaciones dejando a cientos de personas sin empleo y sin ingresos. Decidió empezar a buscar trabajo pero no se sentía cómodo con ninguno de ellos.

(Foto: Walmart de México y Centroamérica)

Al año siguiente, en 2002 decidió dedicarse a producir pilón «más que todo fue por necesidad que empecé a sembrar vegetales», comenta. Tan solo un año después, Ricardo, logró formalizar su empresa bajo el nombre de Grupo Impoagro S.A., de la que ahora es Gerente General.

La empresa que inició luego de perderlo todo, ahora da empleo a más de 100 personas y distribuye una amplia variedad de vegetales, entre los que se encuentran pepino, chile pimiento, ejote francés y lechuga, a nivel centroamericano.

De quedar sin empleo a crear su propia empresa

Hoy en día, Ricardo, por medio de su empresa, ha logrado exportar sus productos a toda Centroamérica por medio de Walmart y su programa de Valor Compartido, Tierra Fértil, en el que comenzó a participar este año, y que tiene como objetivo apoyar a los pequeños y medianos productores agropecuarios que son proveedores de sus diferentes formatos.

Al principio de la pandemia, la caída de los mercados afectó a miles de empresas, incluyendo la de Ricardo, «yo ya tenía un programa de siembra establecido que ya no podía parar» cuenta, por lo que inició a colocar los productos a precios especiales y ofertas para movilizarlo.

En los meses de marzo y abril el comercio en línea se incrementó, lo que le permitió distribuir productos a personas que se dedicaban a vender a domicilio y por internet, así fue como se le ocurrió que también podía donar todos esos vegetales y ayudar a las comunidades más necesitadas.

¡Ricardo es todo un orgullo chapín!

Historia destacada