Agencia Transparente de Bam responde a 9 dudas financieras más comunes entre los guatemaltecos

Sociedad

Nuestros padrinos
Coca-Cola MAX Claro

Agencia Transparente de Bam responde a 9 dudas financieras más comunes entre los guatemaltecos

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Mujer toma llamada frente a su computadora portátil en una oficina.

Conoce 9 de las dudas financieras más comunes entre los guatemaltecos, respondidas en las plataformas de la Agencia Transparente de Bam.

La Agencia Transparente de Bam es una iniciativa que busca compartir con los guatemaltecos conocimiento fundamental para mejorar su salud financiera. A continuación compartimos 9 de las dudas más comunes entre sus clientes cuando se trata sobre el manejo del dinero. ¡Conoce más!

Lecciones financieras con Agencia Transparente de Bam

La Agencia Transparente de Bam busca acercar a sus asesores capacitados a guatemaltecos que desean mejorar sus habilidades en las finanzas. De esta manera, desea proveer educación financiera gratuita en en el país.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Mujer hace apuntes en un escritorio frente a su computadora y calculadora.

Por esta razón, te invitamos a que visites la Agencia Transparente de Bam en línea, donde podrás capacitarte en temas monetarios fácilmente. Ingresa por los siguientes medios:

¡Pilas pues! Estas son algunas de las dudas financieras que buscan resolver:

1. ¿Cómo garantizan los bancos que no voy a perder mis ahorros?

En Guatemala los bancos están monitoreados y regulados por el estado. Esto asegura que se trabaje de forma transparente, garantizando reservas y estabilidad necesaria para resguardar tus ahorros. Por ejemplo, todas las cuentas de ahorro menores a Q 20,000.00 están protegidas por el Fondo para la Protección del Ahorro —FOPA—, un seguro administrado por el Banco de Guatemala.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Persona usa calculadora frente a gráficas de colores.

2. ¿Cuál es la mejor forma de ahorrar? 

Primero, hay tres preguntas que debes hacerte: ¿Cuánto dinero tienes? ¿Para qué quieres ahorrar? ¿Necesitas que tu dinero esté disponible en cualquier momento? Al pensar en estas respuestas, podrás determinar qué tipo de cuenta de ahorro es mejor para ti.

Si planeas hacer retiros constantemente, te conviene una cuenta que te permita hacerlo una o varias veces al año. De lo contrario, podrás optar a una cuenta a plazo fijo o un fondo de inversión. Estas cuentas te dan una mejor tasa de cambio.

3. ¿Qué debo saber sobre mi cuenta de ahorro?

Antes de abrir tu cuenta de ahorro, es importante saber qué te van a cobrar y por qué. Varias cuentas tienen ciertos costos recurrentes, como la tarjeta de débito que te entregan o las notificaciones. También debes conocer cómo te van a pagar los intereses y cómo se calculan.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Hombre hace varias torres de monedas en su escritorio.

Así que asegúrate de preguntar si es sobre el saldo mínimo o sobre tu saldo promedio, cómo será la capitalización y si necesitas un saldo mínimo para empezar a ganar intereses.

4. ¿Cómo hago para que me alcance más el dinero?

La clave para hacer rendir tu dinero es definir un presupuesto que puedas monitorear de cerca y que incluya tus ingresos y gastos. Se trata de reconocer las prioridades financieras de nuestra vida. La diferencia entre una necesidad y un gusto radica en que la primera es indispensable para vivir, como la comida, agua, luz, servicios básicos, ropa, entre otros. Por otro lado, un gusto son objetos o servicios que nos gustaría tener pero que podríamos vivir sin ellos.

Además de tener un fondo de emergencias para situaciones inesperadas. De esta manera, puedes asegurarte de no crear deudas innecesarias. También es recomendable cancelar membresías que no uses y no caer en pagos de moras.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Mujer hace apuntes viendo su teléfono.

Si sientes que el dinero ya no te alcanza al final del mes, será útil considerar si puedes eliminar algunos gustos de tus gastos y enfocarte solamente en tus necesidades hasta recuperar tu presupuesto.

 5. ¿Es lo mismo un préstamo que un crédito?

El préstamo es un porcentaje del valor total para comprar algo específico. En cambio, un crédito se entrega para que lo uses como desees. Para el primero es necesario pedir una garantía, ya sea una persona que figure como fiador o una propiedad, como un inmueble. Mientras que el segundo, aunque tiene una tasa más alta, te da la posibilidad de obtener el dinero más rápido y sin necesidad de presentar una garantía.

6. ¿Qué debo saber de un préstamo?

Hay dos tipos de cuotas, dependiendo del préstamo o crédito que solicites: cuotas niveladas, donde todos los meses pagas la misma cantidad, y cuotas decrecientes, donde tus cuotas se van haciendo más pequeñas conforme vayas pagando.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Persona sostiene su tarjeta de crédito junto a su teléfono.

7. ¿Cómo salgo de deudas?

Cuando te sientes agobiado por deudas, puede que se deba a que tus gastos son mayores a tus ingresos. Lo primero que debes hacer es ordenar tus fechas de pagos. Cuando tienes varios compromisos de pagos con fechas diferentes, puede haber descontrol y terminas cayendo en moras y penalizaciones.

Además, es recomendable consolidar varias deudas en una sola. De esta manera, tendrás que hacer solamente un pago en una fecha determinada. Incluso puedes considerar gestionar el préstamo por un plazo más largo. Esto te da cuotas más pequeñas, haciendo el pago más amigable.

8. ¿Cómo manejo mejor mi tarjeta de crédito?

Asegúrate de conocer la fecha de corte y de límite de pago. La fecha de corte es cuando termina el ciclo de facturación, mientras que la fecha de pago límite es cuando tienes que pagar la deuda que acumulaste ese mes. Si pagas el total, no tendrás que pagar intereses. Si solo haces el pago mínimo, pagas intereses sobre el saldo pendiente.

Descripción de la foto para personas con discapacidad visual: Persona usa una tarjeta de crédito en una estación de pago.

Es de vital importancia que al menos hagas el pago mínimo, ya que sino, caerás en mora, se te hacen cargos administrativos y dañas tu récord crediticio.

9. ¿Cómo puedo aprovechar más mi tarjeta de crédito?

La tarjeta de crédito tiene 3 límites diferentes, que te ayudarán a aprovechar más esta herramienta:

  • El límite de consumo o revolvente, que es lo que tienes para comprar de contado con tu tarjeta.
  • Límite de extrafinanciamiento con el que puedes comprar a plazos y no afecta tu límite de consumo.
  • BAM tiene el límite de intrafinanciamiento, que te sirve para financiar algo a cuotas con un límite de consumo cuando no tienes límite de extrafinanciamiento disponible.

Recuerda que puedes solucionar más dudas ingresando a la Agencia Transparente de Bam, diseñada para ayudarte a manejar mejor tu dinero. ¡Asesórate gratuitamente con expertos!

Historia destacada