Padres e hijos deportistas: La historia de los Maegli y su pasión por la vela

Vela

Padres e hijos deportistas: La historia de los Maegli y su pasión por la vela

Vela | Por: Juan Diego | Actualizado el:
La historia de los Maegli y su pasión por la vela

Los Maegli han dejado su legado en la navegación a vela guatemalteca. (Foto: COGuatemalteco)

Conoce la historia de los Maegli, un padre y dos hijos deportistas guatemaltecos que comparten una misma pasión, su amor por la navegación a vela.

A lo largo de la historia, el deporte guatemalteco ha presenciado como varios atletas logran construir su legado a base de esfuerzo y resultados. Un claro ejemplo es el de los Maegli, Juan Estuardo y sus hijos Isabella y Juan Ignacio, quienes han escrito su historia por medio de una misma pasión, la navegación a vela.

Su amor por este deporte los ha llevado a trascender a nivel internacional, teniendo la oportunidad de representar a Guatemala en diferentes ediciones de los Juegos Olímpicos.

(Foto: COGuatemalteco)

Pero su aporte más importante ha sido al crecimiento de esta disciplina deportiva en el país. Juan Estuardo Maegli es considerado como uno de los pioneros de la vela en Guatemala, pero esto fue gracias a Juan Ulrico, abuelo de Isabella y Juan Ignacio.

Un pasión que viene por generaciones

Se conoce que los primeros veleros llegaron a Guatemala en 1920 gracias a la colaboración de su padre Juan Ulrico. Varias personas se unieron a la iniciativa del guatemalteco para impulsar este deporte en los años 30 y organizar los primeros eventos de vela de manera recreativa.

Comienza un legado olímpico

En 1958 nació Juan Estuardo, quien hereda el amor por la vela de su padre. Desde pequeño, Juan Estuardo mostró su talento en este deporte y conforme fueron pasando los años comenzó a construir su legado en la vela.

Fue para la edición de Montreal 1976 cuando Maegli junto a Jorge Springmühl, participaba en sus primeros Juegos Olímpicos, tras ver acción en la clase 470.

(Foto: COGuatemalteco)

En las siguientes dos ediciones de las justas olímpicas, Juan Estuardo tuvo la oportunidad de representar nuevamente al país, pero de manera individual. Sus actuaciones se dieron en Moscú 1980 y Los Ángeles 1984, ambas en la clase finn.

4 años después, nació Juan Ignacio, quien también siguió con la tradición de su padre y su abuelo. Juan Ignacio no tardó en demostrar sus habilidades en el velero y a los 11 años junto a su padre, participó en sus primeros Juegos Panamericanos —Winnipeg 1999—.

Juan Estuardo y Juan Ignacion volvieron a coincidir en un evento del ciclo olímpico 15 años después, para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014. En aquella ocasión, se presenció un hecho sin precedentes en el deporte guatemalteco, ya que era la primera vez  que un padre e hijo guatemalteco ganaban medalla en una misma edición.

(Foto: COGuatemalteco)

Juan Ignacio lo hizo en la clase Laser Estándar con una medalla de oro, mientras que Juan Estuardo se colgaba el bronce en la modalidad Open J24, junto a Eduardo Cabarrus, José Castillo y Rodrigo Aguirre.

Para el 2016 ya había igualado la hazaña de su papá, tres participaciones en Juegos Olímpicos. “Juani”, como le dicen de cariño, ya ha tenido la oportunidad de competir en las justas de Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016.

(Foto: COGuatemalteco)

Tokio, el próximo destino de los Maegli

El legado de los Maegli no acabó allí, ya que Isabella, hermana menor de Juan Ignacio, también se sumaba a la historia en el 2019 tras clasificarse a sus primeros Juegos Olímpicos. Con esta hazaña, Isabella se unió al legado olímpico de su padre y su hermano.

(Foto: COGuatemalteco)

Los hermano Maegli se encuentran a la espera que se reanuden las actividades deportivas para seguir con su preparación de cara a su participación los Juegos de Tokio, Japón, a celebrarse en el 2021.

Historia destacada