Recomendaciones de seguridad para visitar a tu médico durante la pandemia en Guatemala

Sociedad

Nuestros padrinos
Coca-Cola MAX Claro

Recomendaciones de seguridad para visitar a tu médico durante la pandemia en Guatemala

Recomendaciones de seguridad para visitar a tu médico en Guatemala

Tu médico es el único que puede prescribirte el medicamento correcto para tus síntomas.

Conoce algunas recomendaciones de seguridad y prevención cuando necesites salir de casa para visitar tu hospital, clínica o médico más cercano.

En esta época de distanciamiento social, dejar de visitar al médico o automedicarse puede ser riesgoso. Es por esta razón que junto a Grupo Lancasco, te traemos algunas de las recomendaciones de seguridad que debes tomar a la hora de visitar a tu médico de confianza en Guatemala. ¡Pilas pues!

Visita a tu médico en Guatemala de manera segura y responsable

¡Que el distanciamiento social no signifique distanciarte de tu médico! Este es el mensaje que Lancasco busca sembrar en las mentes de los guatemaltecos en este momento de pandemia. Ignorar los síntomas por el miedo a salir de casa puede tener un efecto dañino para tu salud, así que busca atención médica de manera segura, inteligente y responsable.

Lancasco recomienda las siguientes medidas que puedes tomar a la hora de salir y hacer una visita presencial a un hospital, clínica o médico en Guatemala:

  • Llama con anticipación y haz una cita para averiguar los protocolos de seguridad y prevención del lugar en específico.
  • Sigue las indicaciones de salud y asegúrate de llevar siempre una mascarilla contigo. ¡No olvides cubrir tu boca y nariz!
  • También puedes hacer uso de equipo de protección adicional, como guantes, careta, alcohol en gel para tus manos, entre otros.
  • Evita tocarte la cara, ojos, nariz y boca hasta que hayas lavado bien tus manos con agua y jabón a tu regreso a casa.

  • Procura mantener distanciamiento físico de al menos 2 metros entre las demás personas, así como evitar el contacto con superficies que se tocan con frecuencia, como manillas de puerta, botones del elevador, o pasamanos, entre otros.
  • Si es posible, paga sin contacto. Si tu clínica u hospital permite esta opción, entonces evita usar efectivo para hacer tu pago. También puedes pedir que te manden la factura por correo electrónico para no recibir una física.
  • Al regresar a casa, quítate los zapatos y la ropa en la entrada de tu hogar y llévala en una bolsa al área de lavado. Preferiblemente, date una ducha o lávate bien las manos con agua y jabón.
  • Si necesitas medicamentos, considera la opción de pedirlos a domicilio para no salir de casa más.

Algunos consultorios, clínicas y hospitales están realizando consultas de manera virtual o por teléfono. Así que esta podría ser una opción ideal para ti, si tus síntomas no son severos.

¡Se acabaron las excusas! Pon tu bienestar en manos profesionales y asiste a tu médico de confianza si sientes malestares de salud.

Historia destacada