Así fue el primer carro fabricado en Guatemala

Cultura | 20 enero de 2016 | Por: Carolina Cabrera
Fotografía de El Chato 1300 por Arturo Villagran en Fotos Antiguas de Guatemala.

Fotografía de El Chato 1300 por Arturo Villagran en Fotos Antiguas de Guatemala.

Descubre cómo fue el primer carro fabricado en Guatemala en 1977, llamado “El Chato 1300” o también conocido como “El Chatío Chapín”.

En 1977 se fabricó en Guatemala el primer carro, al que se le llamó “El Chato 1300”  y también se le conoció como “El Chatío Chapín”.  Este vehículo fue un pequeño camión que se utilizaba para transportar carga y que fue distribuido por Cidea.

“El Chato 1300” le debe su nombre al motor de 1,300 centímetros cúbicos que llevaba en su interior, aunque en realidad su motor era un Bedford (filial de General Motors en Inglaterra) de 1,256 centímetros cúbicos, al igual que los frenos y la suspensión del automóvil. El automotor hecho en Guatemala contaba con cuatro cilindros, 58 caballos de fuerza, una caja de cuatro velocidades y podía soportar hasta 500 kilos de carga.

La ventaja de “El Chato 1300” era su bajo costo de venta en comparación con otros modelos similares en esa época, ya que su estructura era poco aerodinámica y tenía una apariencia no tan atractiva. Contaba con dos asientos frontales y carecía de ventanas laterales de vidrio, únicamente un plástico transparente con zipper.

El precio del “Chatío Chapín” era de Q2,750 mientras que los automotores de similares características, pero de diferentes marcas, se vendían hasta por Q5,200. Un vehículo de esta clase fue obsequiado a Kjell Eugenio Laugerud García, presidente de Guatemala de 1974 a 1978.

(Fotografía por Alfonso Iriarte en Fotos Antiguas de Guatemala)

(Fotografía por Alfonso Iriarte en Fotos Antiguas de Guatemala)

Empresas como la fábrica de chocolates Granada y Diario El Imparcial contaban con los pequeños camiones para distribuir sus productos en la década de los años setenta. En la actualidad son muy pocas unidades de este automotor que aún sobreviven. ¡Todo un clásico nacional!

*Con la ayuda de Oscar Adolfo Haeussler, Licenciado en Historia y Catedrático de la Universidad de San Carlos.

“Nada le falta, nada le sobra”. – Eslogan de El Chato 1300.

Comentarios

Lo más visto